YO SOY LA LUZ DE QUAN YIN.-Ustedes son mis bendiciones y vengo hoy a ayudarlos a recordar el contrato sagrado que han hecho con su cuerpo, con su mente y con su espíritu. Porque la trinidad suya es muy sagrada. Ustedes tienen en su interior una trinidad terrenal.

10711705_716222988426820_237357282_n

YO SOY LA LUZ DE QUAN YIN

Canalizado por Gillian MacBeth-Louthan

 

Yo soy la luz de Quan Yin. Hoy vengo a escoltarlos hacia su bienaventuranza, porque ustedes son bendiciones para mí.

Ustedes son bendiciones para mí porque siguen rezando así como yo rezo pese a todo.

 

Ustedes son mis bendiciones y vengo hoy a ayudarlos a recordar el contrato sagrado que han hecho con su cuerpo, con su mente y con su espíritu.

Porque la trinidad suya es muy sagrada.

Ustedes tienen en su interior una trinidad terrenal. Ustedes albergan el universo y todas sus octavas en su cuerpo físico.

Este WESAK pasado les dio puertas de entrada al Vacío.

Miren a través de las dos “O”s de la palabra “moon” (luna) y véanlas como anteojos.

Colóquenselos ahora mismo y podrán ver a través de las dimensiones. Pueden ver el futuro. Pueden ver el pasado. Pueden ver el corazón del otro y el interior de su cuerpo.

Miren a través de estos anteojos que les dan las “lentes divinos de su alma,” lo cóncavo y lo convexo del diseño del alma que albergan inherentemente en su interior.

 

Vean a su cuerpo como un “gran universo.” 

Pueden examinar ese universo y pueden ver en qué consiste y qué alberga o pueden mirar afuera al reino celestial que vive alrededor de su universo privado. De ustedes depende.

Estas “lentes divinas del alma” les darán sus percepciones, capacidades y claridad de visión.

Han rogado y pedido ver qué es la verdad, ver el verdadero amor, ver qué les sucederá, ver su pasado para poder sanarlo, ver dentro de su cuerpo para ver los bloqueos para poder disolverlos.

 

En el tiempo de WESAK, cuando el Buda y el Cristo se reúnen, ellos se combinan como Almas Gemelas y se fusionan convirtiéndose en Uno.

El Buda ahora tiene las vibraciones del Cristo y el Cristo tiene las vibraciones del Buda.

10710952_361756997326587_4719530590887726924_n

1234278_635749513126339_884800751_n

 

Al fusionarse con ellos vibratoriamente, ustedes se fundirán como agua que ha estado en un frasco demasiado tiempo y busca al océano como un amante solitario que ha estado separado demasiados días.

Ustedes están buscando, están aceptando, están convirtiéndose en la fluidez de su futuro mientras permiten que los viertan en nuevos formatos y nuevas geometrías. Ustedes se expandirán más allá de lo que saben que son.

 

Este es el momento para toda la humanidad para prescindir de las contracciones,  para prescindir del miedo, para prescindir de la ira.

Aunque muchas personas querrían odiar y culpar a otros, el odio se vuelve hacia su interior.

Ellos lanzan y escupen sus palabras airadas, pero como una serpiente, el veneno se guarda adentro.

Las serpientes son seres muy sabios.

Han descubierto cómo retener sus toxinas y no volverse tóxicas, pero los humanos no son serpientes.

 1891156_257232157789327_1001262061_n (1)

Por lo tanto, el Buda y el Cristo vienen a ustedes y les piden que prescindan de todo lo que es tóxico o negativo, que lo liberen, que lo dejen ir, que digan “quítenlo de mi cuerpo, quítenlo de mis palabras, quítenlo de mi corazón.

” Estas dispensaciones llegan a ustedes como burbujas limpiadoras que se posan sobre ustedes y  recogen lo que se endureció y es canceroso y tóxico.

La claridad estará garantizada y asegurada mientras ustedes atraviesan el resto de este verano liberador con el supremo conocimiento de que están listos para seguir adelante. 

 

Prescindan de lo que los disminuye.

Prescindan de lo que les impide amar a otro.

Prescindan de lo que le impide a otro amarlos a ustedes. Dejen de usar las excusas de su pasado para mantenerse inmovilizados en el presente. Yo soy Quan Yin y ustedes son mis bendiciones.

 

 

Anuncios